La seguridad de vuestros/as peques en la playa o la piscina seguramente es una de las cosas que las familias tenéis más en cuenta en verano. Elegir el dispositivo de flotación idóneo para los/las más pequeños/as de la casa es un asunto de vital importancia para garantizar la seguridad en la piscina y en la playa. Una decisión que no siempre es fácil.

Los manguitos y flotadores hinchables, ¿son peligrosos?

Solo hace falta echar un vistazo en las piscinas y playas de todo el país. Los flotadores y manguitos hinchables son los elementos de flotación estrella cada verano. Un grave error: los/las expertos/as nos advierten que se trata de los elementos de flotación menos seguros para los niños y las niñas cuando se meten en el agua. Y es que la recomendación actual es clara. Los flotadores y manguitos hinchables son juguetes y bajo ningún concepto pueden ser considerados elementos de seguridad.

¿Por qué? Dan una sensación de seguridad ilusoria, y muy importante, pueden salirse y/o pincharse con mucha facilidad. Esta sensación de seguridad ilusoria es la que los hace tan peligrosos. Un/a niño/a que está en el agua debería estar siempre acompañado de un adulto/a, y en caso de que estar solo/a en el agua, debería estar siendo vigilado/a constantemente. Y sin embargo, muchas familias que usan estos elementos confían en que sus peques están seguros/as y se despistan charlando con otras personas, mirando el móvil…

Otra cuestión importante a tener muy en cuenta es que ni los flotadores ni los manguitos hinchables favorecen la flotabilidad autónoma y no promueven que los/las peques aprendan a nadar. La vigilancia constante de las familias y que los/las peques aprendan a nadar son la mejor prevención frente a los ahogamientos.

Qué podemos usar como alternativa

Con el tiempo han aparecido nuevos elementos de flotación que son más seguros y más adecuados para ofrecer una libertad que les permita aprender a nadar mejor.

Los chalecos de natación les ayudan a flotar, distribuyen la flotabilidad alrededor del contorno del pecho por debajo de la línea del agua y les dejan los brazos y las piernas libres. Estas características convierten a los chalecos en una excelente opción para que vayan aprendiendo a nadar. Estos elementos de flotación son la mejor solución para garantizar la seguridad a la vez que promueven la autonomía, la flotación y que los peques aprendan a nadar. Los principales motivos son cuatro: aseguran una flotabilidad correcta (horizontal), los/las niños/as no pueden quitárselos ni voluntariamente (al menos los/las bebés menores de 2 años) ni de forma accidental, no se pinchan y permiten libertad de movimientos.

Es muy importante tener claro que no se trata de chalecos salvavidas y que tenemos que acompañarles todo el tiempo sin quitarles los ojos de encima ni un minuto porque pueden desequilibrarse y echarse hacia adelante, atrás o los lados si no saben encontrar su punto de flotación.

¿Qué elementos de flotación seguros puedes encontrar en La canica de Sally y Anne?

A. Os traemos desde UK los Chalecos de Natación de Splash About, con los que tu peque podrá jugar libremente sin ver limitados sus movimientos y además estar seguro/a en todo momento.  Los Chalecos de Natación de Splash About están pensados para ayudar a la flotabilidad aumentando la seguridad. La combinación de colores también es siempre muy molona y divertida. Además, no debes olvidarte de que estos chalecos son la pareja perfecta de los Pañales Bañador de Splash About a prueba de fugas que también podrás encontrar en la tienda. Un conjunto muy molón y divertido con el que tu peque se sentirá cómodo, libre y a la vez seguro en sus intensas jornadas playeras o de piscina.

Tenemos dos modelos:

1. Chalecos de Natación que puedes encontrar aquí y aquí.

Se trata de chalecos diseñados específicamente para ser finos, compactos y muy resistente, pero todo ello sin comprometer la seguridad ya que la principal finalidad es que tu peque este seguro en todo momento y de esta manera pueda divertirse libremente mientras juega en la playa o en el mar. Otra de sus ventajas es el material con el que están hechos, un neopreno fino de alta calidad y muy duradero que se adapta al cuerpo de los más peques de la casa permitiendo que se muevan con total libertad sin la sensación de llevar un chaleco puesto. Es una muy buena opción para que los más pequeños de la casa le pierdan el miedo al agua y cojan soltura dando sus primeras "brazadas" en las clases de natación, ya que ayuda a conseguir una mejor flotabilidad. Si vas a salir de viaje o pasar todo un día fuera de casa, este es el chaleco perfecto también para ello. Entre sus principales ventajas destacan:

Entre sus principales ventajas destacan:

· Fabricados con un neopreno muy duradero de alta calidad

· Chalecos de Natación con buena flotabilidad

· Sujeción suave para evitar rozamientos

· Flotadores no extraíbles a prueba de pinchazos

· Muy ligero y duradero

· Protección 50+ contra los rayos solares

· Diseños atractivo para los/las más peques de la casa: tenemos un montón de modelos con su Pañal Bañador a prueba de fugas a juego, que puedes encontrar aquí

· Ideales para llevarlos de vacaciones o pasar todo el día fuera de casa por su diseño ligero y compacto

Tenemos 2 tallas:

- De 48cm/52cm de contorno de pecho-11kg/15kg (aprox. 1 a 2 años)*.

- De 53cm/58cm de contorno de pecho-15kg/22kg (aprox. 2 a 4 años)*.

*la talla adecuada se elige midiendo el contorno del pecho y fijándonos en su peso, no por edad

2. Chaleco Flotador Go Splash Shark Orange de Splash About que puedes encontrar aquí.

Diseñado para mejorar la flotabilidad y aportar un aprendizaje de natación perfecto. Compuesto por 8 piezas que se pueden ir quitando conforme tu bebé va cogiendo más destreza en el agua, hasta que ya aprenda a nadar del todo. Además, protege a tu bebé de los nocivos rayos solares cuando está jugando fuera del agua. Adecuado para bebés con un contorno de pecho de 48cm/53cm-y que pesen entre 11kg y 18 kg *(aprox. 1 a 3 años).

*la talla adecuada se elige midiendo el contorno del pecho y fijándonos en su peso, no por edad

Entre sus principales ventajas destacan:

· Fabricados con un neopreno muy duradero de alta calidad

· Chalecos de Natación con buena flotabilidad

· Sujeción suave para evitar rozamientos

· 8 Flotadores extraíbles a prueba de pinchazos que se ajustan a las diferentes necesidades de flotación.

· Muy ligero y duradero

· Protección 50+ contra los rayos solares

· Diseño atractivo para los/las más peques de la casa con su Pañal-Bañador a prueba de fugas a juego, que puedes encontrar aquí. Ideales para matronatación, cursos de natación, para peques que han tenido poco contacto o se sienten inseguros en el agua, tanto en playa como en la piscina.

B. Chalecos de Natación de Mundo Petit. Estos chalecos de neopreno para peques de 9kg a 15 kg son seguros, ligeros y muy cómodos. Con un arnés de seguridad que se coloca entre las piernas y se abrocha en la parte de delante.

De esta forma hace de tope para evitar que el chaleco pudiera salirse de los brazos y la cabeza de tu peque, algo improbable si le compras la talla adecuada, pero que podría llegar a pasar sin el arnés.

Ideales para la playa, la piscina, los cursos de natación etc. Entre sus principales ventajas destacan:

· Para los más peques: De 9 a 15 kg/45 a 55 centímetros de contorno de pecho.

· 8 flotadores extraíbles para adaptar su flotabilidad a medida. Se trata de un chaleco ajustable, por lo que podrá ir adaptándose a sus características.

· Arnés de seguridad para que el chaleco no se les escurra.

· Protección UV para la piel de tu peque en las partes cubiertas.

· Diseños muy atractivos para los peques.

· Ideales para los más peques, matronatación, cursos de natación, peques que han tenido poco contacto o se sienten muy inseguros en el agua, tanto en playa como en la piscina.

C. Otro elemento de flotación seguro son los manguitos de poliestireno que se componen de varios discos. Nosotros tenemos los Manguitos Delphin que puedes encontrar aquí porque nos parecen los más seguros del mercado Van muy bien porque no pueden pincharse, quedan bien fijados en los brazos y a medida que el/la peque crece y flota mejor se pueden ir quitando discos.

El inconveniente de este elemento de flotación es que dejan menos libertad en los brazos para moverlos en el agua, aunque cuando llevan dos, y sobre todo cuando llevan uno por brazo, se mueven mucho mejor. Por otro lado, flotan bastante (elevan los hombros y brazos del peque sobre la línea del agua) y si los peques tienen miedo al agua y se sienten muy seguros con ellos sin que tengan que hacer esfuerzo será más difícil animarles a ir quitando los discos para aprender a flotar por sí mismos. Estos manguitos dan prioridad a la seguridad pero limitan el movimiento del menor. Van bien para padres que buscan un plus de seguridad en la flotación y para peques más miedosos. No obstante, al igual que sucede con cualquier elemento de flotación, es importante que las familias no les pierdan de vista ni un minuto.

Sea cual sea el método elegido lo importante, lo que hace que los niños estén seguros en el agua, es nuestra presencia y nuestra vigilancia. El agua es terriblemente peligrosa (muy divertida, pero peligrosísima) para un niño que no sabe nadar, así que siempre que estén dentro debemos vigilarles, porque los accidentes ocurren, y suceden cuando menos te lo esperas. No se trata de un tema menor. Las cifras de ahogamientos en menores de 9 años son alarmantes. Os animo a seguir de cerca la campaña #OjoPequeAlAgua aquí.

Por cierto, quiero recordaros que podéis leer acerca de las cremas solares más adecuadas en este post ¿Cúal es el mejor protector solar para mi bebé? La salud de la piel de vuestros/as peques es muy importante también. Además,  en La Canica de Sally tenemos juguetes ecológicos con los que podrán jugar este verano ¡en la playa o en la piscina!